Av 7 # 113-16 Piso 4 Bogotá Colombia

Av 7 # 113-16 Piso 4 Bogotá Colombia

bandera pfi_

¿Por qué mi mascota está perdiendo la memoria?

  • Recuerda que la nutrición es clave en la prevención y tratamiento para la pérdida de la memoria de tu compañero, ya que un alimento suplementado con antioxidantes, ácidos grasos, aminoácidos, vitaminas, fuentes de triglicéridos de cadena media o MCT (como el aceite de coco o de palma) con proteína de alta digestibilidad y un nivel de fibra adecuado, pueden disminuir los cambios cerebrales producidos por la edad y las alteraciones degenerativas anormales del cerebro. 

Los perros y gatos también son propensos a tener ciertas alteraciones en la memoria, esto puede comenzar a suceder entre los 6 a 7 años y medio, donde de manera inicial, se presentan levemente pero se van intensificando a medida que el animal se vuelve más longevo.

mi mascota está perdiendo la memoria

cirugias-en-mascotas

Estos cambios pueden afectar la capacidad para aprender, recordar, resolver problemas o situaciones, es decir su función cognitiva (tal como sucede en las personas), en donde se da una degeneración anormal en ciertas zonas del cerebro, lo que puede conllevar al Síndrome de Disfunción Cognitiva, muy similar al Alzheimer.

En algunos animales, los signos pueden ser imperceptibles para los tutores, pero detectables en pruebas específicas realizadas por el Médico Veterinario o Neurólogo.

El Dr. Carlos Cifuentes, médico veterinario experto de Pet Food Institute, aclara que cuando esta enfermedad avanza se pueden presentar los siguientes síntomas:

  1. En los gatos aumenta el marcaje de territorio con orina, se presenta desorientación, inquietud, deambulación durante la noche, miedo, agresión, exceso de acicalamiento, vocalización, búsqueda de compañía permanente y desconocimiento de sus tutores. 
  1. En cuanto a los perros se puede presentar agresión, desorientación, ansiedad en las noches, caminata de manera compulsiva, nerviosismo, vocalización, marcaje de territorio con orina, disminución en la actividad física, cambios en hábitos alimenticios y falta de reconocimiento a sus tutores. 

Para diagnosticar esta enfermedad, es necesario llevar a tu mascota con el médico veterinario o especialista en neurología, quién recomendará algunos exámenes que confirmarán si tu peludito padece de esta afección, ya que también existen otras enfermedades de origen neurológico que pueden ocasionar cambios en la memoria. 

El tratamiento de estas patologías se fundamenta en la administración de medicamentos, enriquecimiento ambiental, es decir, mejorar o mantener la salud física y mental del animal mediante el aumento de la cantidad de comportamientos específicos propios de su especie; salidas controladas para los perros y medicina integrativa como Acupuntura, Homeopatía, Fitoterapia, entre otras.

Recuerda que la nutrición es clave en la prevención y tratamiento para la pérdida de memoria de tu compañero, ya que un alimento suplementado con antioxidantes, ácidos grasos, aminoácidos, vitaminas, fuentes de triglicéridos de cadena media o MCT (como el aceite de coco o de palma) con proteína de alta digestibilidad y un nivel de fibra adecuado, pueden disminuir los cambios cerebrales producidos por la edad y las alteraciones degenerativas anormales del cerebro. 

Ante cualquier cambio de comportamiento, sobre todo, si este es repetitivo, es recomendable que lleves a tu perro o gato de inmediato al médico veterinario o especialista en neurología.  

Puedes encontrar todas las recomendaciones que tenemos para dueños de mascotas en SALUD PARA MASCOTAS DE PFI

Síguenos en redes sociales FacebookInstagram

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos destacados