Pasos para cuidar la nutrición de tu cachorro

Adoptar un perro o gato cachorro supone una decisión muy importante que no debe ser tomada a la ligera. Una de las principales preocupaciones de los dueños de mascotas tiene que ver con la nutrición, pues es clave en los primeros meses de vida para su desarrollo y crecimiento. Por esto, Pet Food Institute, organización que brinda a los amantes de las mascotas consejos sobre nutrición, salud y bienestar, comparte las recomendaciones más importantes a tener en cuenta para alimentar a su cachorro.

  1. Tenga en cuenta los niveles de nutrientes: estos proporcionan fuentes de energía como proteínas y calorías necesarias para el sano crecimiento y desarrollo de su mascota en los primeros meses de vida. Un concentrado comercial puede tener entre 30 nutrientes esenciales, incluidos ácidos grasos esenciales, proteínas y aminoácidos, vitaminas y minerales. Estos nutrientes cumplen un papel importante en las funciones corporales de su perro o gato cachorro, ayudándolo a tener huesos fuertes y apoyando su sistema inmunológico.
  2. El desarrollo del sistema digestivo de los cachorros es fundamental para una nutrición sana: el estómago de los perros o gatos más jóvenes es más pequeño, por lo cual requieren raciones pequeñas con más frecuencia durante el día. Por esto, se recomienda hacer seguimiento constante, con chequeos médicos que verifiquen que todo está en perfecto estado. Lo más aconsejable es que los gatos y perros pequeños reciban comida para edad temprana hasta el 80% de su madurez total, es decir entre los 10 y 12 meses.
  3. Conocer y comparar las propiedades de los concentrados comerciales es clave para brindarle la mejor alternativa a su cachorro: Según la Asociación Estadounidense de Oficiales de Control de Alimentos (AAFCO) las proteínas y los aminoácidos se requieren en cantidades más altas en los alimentos para perros o gatos de menos de un año de vida. Un alimento con porcentajes altos de proteínas y aminoácidos apoya el aumento de peso y  ayudan a su cachorro a desarrollar y mantener los músculos, la sangre, los órganos, las enzimas, los anticuerpos, las hormonas, la piel y el pelaje en buen estado.

“Es importante recordar también que las grasas sirven como fuente de energía primaria para los cachorros activos, y apoyan el crecimiento y una piel y un pelaje saludables. Por otro lado, tanto los gatitos como los cachorros requieren niveles más altos de calcio y fósforo en sus dietas”, indica Carlos Cifuentes, médico veterinario y vocero de Pet Food Institute.

Por esto, se recomienda aprender a leer la etiqueta de la comida para mascotas, ya que algunos datos clave pueden servir como un excelente punto de partida para los compradores. En la información encontrará: 

  • La etapa de vida de la mascota.
  • El aviso de nutrición completa y equilibrada, que confirma que cada porción satisface las necesidades nutricionales del cachorro.
  • Identificar los niveles de al menos cuatro nutrientes: proteína, grasa, fibra y humedad.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn