Cómo prevenir la perdida de su mascota

Nuestras mascotas son parte de la familia y es importante saber que NO son transmisoras del COVID-19. Por el contrario, en esta época de confinamiento es cuando más debemos agradecer su compañía y aumentar los cuidados hacia ellos, pues la disminución en los tiempos de sus paseos diarios o la presencia constante de nostros en casa, puede causarles la necesidad de escapar.

Carlos Cifuentes, médico veterinario y vocero de Pet Food Institute, indica que: “Una de las situaciones más comunes que evidenciamos por esta época es el ‘síndrome del gato volador’, que  se presenta cuando el gato sufre de estrés y busca formas de huir como lanzarse por ventanas desde cualquier altura. Podemos ayudar a controlar estos niveles de ansiedad en los gatos con feromonas o esencias florales. También agregando algún alimento a su dieta, fuera del concentrado, que les genere satisfacción como el atún para felinos o algunas galleticas especiales que los anime. Es importante mantenerolos activos y distraidos”.

Pet Food Institute le da algunas recomendaciones para prevenir la pérdida de sus perros o gatos, bajo un cuidado responsable de las mascotas que significa tomar medidas preventivas ante cualquier escenario que se pueda presentar.

  • Inspeccione el collar, la placa y la correa: ¿La tela está gastada o rota? ¿Se están borrando los datos de la placa? Antes de salir a darle un paseo a su mascota, asegúrese de que no exista manera de que salga corriendo y usted pierda el control.
  • Si vive en una casa, revise su patio: ¿Ha examinado de cerca la puerta para garantizar su seguridad? ¿Hay tablas sueltas que deberían repararse? ¿Está seguro de que tu perro o gato no puede saltar la cerca?
  • Mantenga un espacio seguro: ¿Su mascota se pone nerviosa si escucha ruidos fuera de la casa, cuando hay tormentas eléctricas o fuegos artificiales? En estos casos es ideal proporcionarles un espacio tranquilo en el que puedan “esconderse” y relajarse, como una caja para los gatos o una cama para los perros. Solo asegúrese de que estos no estén ubicados cerca de la puerta principal.
  • Esté atento a la puerta y las ventanas: ¿Dónde está su mascota cuando abre la puerta principal? ¿Podría su gato o perro (dependiendo el tamaño) salirse fácilmente? ¿Podría su gato saltar por la ventana? 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn